¡Ha llegado el verano! ¡Sí! Y con él las vacaciones, las altas temperaturas, la playa, las piscinas…Durante esta estación es habitual que aprovechemos al máximo los días más largos del año, pero ¡cuidado! como sabrás, debes prestar especial atención a los rayos del sol y sus radiaciones para evitar todo tipo de quemaduras solares y manchas en tu piel.

Desde Salus te indicamos algunas recomendaciones para que te protejas de los rayos UV durante estos meses. 

 

Aplica correctamente el protector solar

Debes aplicarte el protector solar todos los días que realices actividades al aire libre, no solamente cuando acudas a la playa o a la piscina. Hazlo 30 minutos antes de exponerte a los rayos UV y recuerda renovarlo cada dos horas o después de bañarte. Además, es importante que elijas el factor de protección adecuado para tu tipo de piel. 

 

Controla las horas

Recuerda buscar la sombra entre las 12:00 y las 16:00 horas. Durante estas horas del día los rayos del sol son más intensos y estos pueden provocarte daños en la piel. 

 

Protege tus ojos

El sol y el agua pueden reflejar el 25% de los rayos UV, así que debes evitar permanecer bajo el sol durante mucho tiempo. Es realmente importante que protejas tus ojos con gafas de sol.

 

Protege tu cabeza

Utilizar un gorro, gorra o sombrero te ayudará a evitar que los rayos del sol impacten directamente en tu cabeza al mismo tiempo que proporcionas sombra a tu cara para protegerla. 

 

Cuida tu piel después del sol

Es importante hidratar la piel para nutrirla después de haber estado tras haber estado expuesto a los rayos del sol.



Este verano no juegues con el sol, ¡protégete!