Llevar a cabo una alimentación saludable es fundamental para asegurar el funcionamiento normal de nuestras habilidades cognitivas, físicas y estar en línea. Incorpora hábitos sanos a tu vida y sentirás una importante transformación.

 

Las claves son:


Fija horarios para tus comidas


Mastica despacio los alimentos.


Consume frutas y verduras.


Consume productos lácteos desnatados o bajos en grasas.

Elije productos con grasas saludables tales como el aceite de oliva o aquellos que sean ricos en antioxidantes.

 

Consume pescado.

Consume carnes con bajo aporte graso.

Bebe mucha agua.

Practica ejercicio tres o cuatro veces por semana.