Tener una dentadura cuidada y limpia es muy importante, ya que, además de ser una de las cosas en las que nos fijamos cuando conocemos a las personas, es fundamental para la salud.

 

Si la higiene bucodental no es completa, las bacterias pueden provocar enfermedades en el resto de tu cuerpo así como diferentes problemas o patologías como caries, amalgamas, manchas, daños de esmalte, sarro… Por ello, debes mantener hábitos saludables que ayuden a prevenirlos:  



Escoge un buen cepillo de dientes

Cepíllate en profundidad de una forma uniforme y con movimientos circulares, tanto los dientes como las encías. ¡Tampoco debes olvidarte de la lengua! Para la limpieza entre los dientes puedes usar hilo dental o un cepillo interproximal. 

¡Recuerda cambiar tu cepillo cada tres meses apróximadamente!



Acude a tu dentista periódicamente

Para mantener una buena salud bucodental es importante visitar a un profesional para evaluar el estado de salud de tu boca como mínimo una vez al año. ¡No lo dejes pasar aunque creas que no tienes ningún motivo por el que acudir!



Lleva una alimentación variada

Cumplir con una alimentación equilibrada y variada te ayudará en el cuidado de tu boca y evitará que te salgan caries o que los ácidos destruyan tu esmalte. Es importante tener un especial cuidado con los azúcares. 

 

Con Salus Dental podrás acceder a una asistencia bucodental, con los mejores servicios franquiciados y un servicio de calidad a un precio muy competitivo. Descubre las principales prestaciones y ventajas de nuestro seguro Salus Dental aquí

 

¡Tener una boca sana es fundamental para llevar una vida más saludable!