La vista es uno de los sentidos más apreciados y valorados por las personas, por lo que cuidar el estado de nuestros ojos es muy importante para nuestra salud visual. 

Desde Salus os contamos algunos consejos para cuidar los ojos y prevenir algunos problemas con la vista

 

Higiene

Limpiar la zona ocular (pestañas y párpados) para quitar con cuidado lagañas y maquillaje es un hábito que debemos llevar a cabo a diario. Asimismo, en caso de utilizar lentillas, seguir una rutina de limpieza es importante para mantener una buena higiene ocular. Antes de ponértelas debes lavarte con jabón y secarte las manos, y nada más quitártelas es fundamental que las limpies y mantengas correctamente en su estuche.   

 

Hidratación

Las lágrimas artificiales te ayudarán a solventar problemas como la sequedad, la sensibilidad a la luz o la sensación de picor de ojos. Para prevenir la sequedad ocular es recomendable forzar el parpadeo y protegerte frente a corrientes de aire, humos y contaminación. 

 

Alimentación

Llevar a cabo una alimentación adecuada te ayudará a cuidar tu salud visual. Los ácidos grasos omega 3 como los frutos secos o el salmón, al igual que algunas vitaminas como la A, C y E, y ciertos elementos antioxidantes te ayudarán a mantener una buena vista. 

Las zanahorias, pimientos, leche y espinacas son algunos de los alimentos que debes tener muy en cuenta en tu dieta.

 

Iluminación y pantallas

Mantén una distancia prudencial entre tus ojos y las diferentes pantallas como televisores móviles, tablets y ordenadores. Además, es importante descansar tus ojos regularmente cuando estás realizando acciones que llevan una gran cantidad de tiempo como estudiar o trabajar frente a las pantallas del ordenador. No te acerques demasiado a ellas, regula su brillo y cuida la iluminación del ambiente

 

Protección del sol

Tus ojos deben estar protegidos de los rayos del sol, sobre todo en estaciones con excesiva claridad como la primavera y el verano. Debes utilizar gafas de sol oscuras y homologadas que te protejan frente a los rayos UVA y UV.



Además de seguir estos consejos, es recomendable que acudas a un especialista al menos una vez al año para que realice un examen de tu vista, ya que algunos problemas oculares no son perceptibles en tu día a día y podrás prevenir a tiempo cualquier patología.