Es en nuestro hogar donde pasamos muchas horas a lo largo de nuestra vida, y por tanto, donde existen mayores posibilidades de que surja algún accidente de cualquier tipo. La mejor opción siempre es la prevención, saber cómo actuar ante un percance en nuestras casas puede ser vital para evitar males mayores.

 

En España se producen aproximadamente 700.000 accidentes domésticos al año, algo menos de 2.000 al día, más de la mitad son caídas, el resto son mayoritariamente heridas, asfixias y quemaduras.

 

Ante cualquier accidente doméstico, debemos de llamar, siempre que podamos al servicio de emergencias o trasladar al lesionado a un hospital o centro de salud, también es fundamental saber cómo aplicar los primeros auxilios y poder reaccionar mientras llegan los profesionales sanitarios.

 

Disponer de un botiquín lo más completo posible, que contenga: gasas esterilizadas, tiritas, esparadrapo, vendas, algodón, alcohol, agua oxigenada, desinfectante, tijeras, pomada antiinflamatoria y pinzas.

 

En caso de emergencia llamar al 112.